Testimonios

Testimonios

Testimonios

Testimonios

 

«Mudarse a otro país es un proceso mucho más complicado de lo que se piensa. Personalmente, he tenido muchas cosas que me conectan con mi hermoso país, la República Dominicana: familia, amigos, mi trabajo, comida, música, playas y muchas otras cosas, grandes y pequeñas. Cuándo llegué a Brasov, Rumania, hace 4 años, no hablaba el idioma, la comida era completamente diferente, al igual que la música y el ambiente, pero lo más importante, realmente extrañaba a mi familia, amigos y colegas. Durante unos meses me sentí triste y aislada. Fueron tiempos difíciles, pero las dificultades te hacen más fuerte. Gracias a la ayuda de mi esposo y a las buenas vibras que me enviaban desde casa. Cuando comencé a estudiar me enteré en la Oficina de Inmigración sobre el Centro de Integración de Inmigrantes donde me presenté y comencé a integrarme y estudiar el idioma rumano con la profesora Anca Artenie, gracias a la intervención de la coordinadora del centro, Astrid Hamberger. También tomé clases particulares para agilizar y personalizar el proceso. Lo mejor de Rumanía, y lo digo con mucha alegría, es el pueblo rumano (como en todas partes, donde quiera que vayan, habrá gente que odia, pero también gente amable, etc.). Pero, en mi experiencia he conocido gente maravillosa, que me invade con preguntas curiosas sobre mi cultura (de la que estoy orgullosa), que invito a comer lo que cocino, a degustar platos diferentes a los suyos. He conocido a seres hermosos que me han ofrecido una mano amiga, he encontrado señoras en la calle que me ofrecieron una flor, haciendo mi día muy feliz. En el trabajo, todos mis colegas son personas maravillosas. Ahora, el proceso de adaptación incluye participar con mis amigos en reuniones sociales, ayudarnos unos a otros cuando tenemos un problema, o incluso preguntas difíciles a las que buscamos respuestas. Durante las vacaciones de Navidad, San Valentín u aniversarios) intentamos hacer algo juntos e incluir a los nuevos miembros de nuestras familias: los rumanos. Ahora, realmente me siento como en casa, en Rumanía. Tengo el privilegio de tener dos países a los que pertenezco, Rumania y República Dominicana «.

Modesta Peralta Sosa-Misica

”El Centro de Integración Migrante es un lugar con gente muy dispuesta a ayudar y

brindar oportunidades para la integración de los extranjeros en la cultura rumana.

Walter German, Columbia

«Bonita oportunidad para conocer gente nueva de todo el mundo, aprender rumano, participar en diferentes tipos de actividades. ¡Es un lugar donde siempre eres bienvenido! «

Halina Torap

” Un lugar agradable y cálido que me recibió con los brazos abiertos y donde no veo la hora de volver cada vez que tenga la oportunidad. ¡Aquí enseñas a otros y a la vez que tú también aprendes de ellos! Las mejores personas.”

Stefania Paun, estudiante voluntaria para enseñar lengua rumana

 

 

” La integración no ha sido difícil, por el hecho que aquí no hay racismo”

Eymi Cordova

HORARIO

LUNES-VIERNES

9:00am – 5:00pm

 

SÁBADO-DOMINGO

Cerrado

CONTÁCTENOS

10 + 7 =